Seguidores

domingo, 21 de octubre de 2012

EUROPA CONTRA OCCIDENTE





Ευρώπη, estandarte grecoespartano, celta, romano, hispánico y germano. Europa como Imperio de europeos, como haz de voluntades, como crisol de proyectos y de patrias. ¡Europa como grito! Camino y destino, floreciente jardín de milenarios árboles; raíces europeas.
¿Qué es su país? ¿Qué es Usted? ¡Yo soy griego!
Yermo Occidente, enemigo de Europa y de sus pueblos. Bárbara anticivilización enemiga de la Belleza. Estandarte mundialista del neocolonialismo economicista. Occidente como bandera de Estados Unidos y la Unión Europea, atajo mercantilista liberal contrahelénico. Ponzoña reduccionista cuyos pilares son el Dollar/Euro, la dominación del gran mercado mundial, la destrucción de las identidades y la falacia materialista.
Es preciso dinamitar la cultura occidental basada en los valores ilustración, el jacobinismo Euroatlántico y la nueva Alianza de civilizaciones para que Europa sobreviva. Urge una renovación cultural y una revolución social que elimine la toxina occidental. La guerra, pues, ya no es entre varios bloques geográficos, sino el choque entre varias civilizaciones que comparten un mismo espacio vital. La supervivencia de una depende de la muerte de la otra, ¡Europa vivirá!
Francis Parker Yockey dijo que “El primer enemigo es el traidor situado dentro de Europa que posibilita su explotación y sumisión a las fuerzas exteriores”.
¿Qué fuerzas son esas?
El sistema, base del actual orden mundial, se basa en la táctica de la distracción y de la confusión. Es un artificio eficaz de distracción masiva, basado en el concepto del individualismo dentro de una masa amorfa que dominaría lo político.
El Mundialismo niega las diferencias raciales o nacionales, aplicando un canon igualitario a todas las poblaciones de la Tierra. Es el nuevo dogma, apoyado en la corrección política y es la principal herramienta destructora de las identitades de los pueblos.
La globalizacion del mercado se basa en el mundialismo cultural para crear un mercado global supranacional, gracias a las desregulación financiera liberal. Así, las grandes corporaciones, trusts empresariales y multinacionales llegan a tener más poder económico que los propios estados nacionales. Esto significa que ya no existen superpotencias nacionales propiamente dichas, sino Estados potentes dominados por políticas de empresa.
Así llegamos al neocolonialismo, la cruzada economicista de esas grandes empresas a través de las potencias internacionales, ya sean estados como E.E.U.U. o agrupaciones supranacionales como la Unión Europea o la O.N.U. , para conseguir ampliar extensivamente su poder financiero o expandir su área de influencia o de mercado.
Para asegurar este orden mundial, disponen principalmente de dos métodos socializadores:
Medios de difusión masivos: Grandes empresas de prensa, televisión y cine que sirven de plataforma para difundir el nuevo dogma. La información periodística está secuestrada, los medios no comunican sino que difunden los nuevos parámetros, las noticias del modo más convincente y tendenciosa para reeducar a la ciudadanía en base a sus nuevos valores. A través de esos medios controlan la opinión pública.
Planes de educación en colegios y facultades: Los colegios y las facultades se han vuelto órganos de instrucción del Sistema. En las aulas, los paupérrimos y mediocres planes de enseñanza tratan de formar nuevos soldados y sacerdotes de Occidente, educando a favor del liberalismo económico y los mencionados órganos mundialistas y globalizadores. Se trata de un sistema de adoctrinamiento.
La disidencia europea, aquella que liderará el renacimiento europeo, tendrá que destruir los órganos y tentáculos del Orden Mundial para reestablecer Europa. Sólo con la caída del actual sistema occidental podremos ver el resurgir de un nuevo orden europeo.

¡Europa vivirá!
Diego Urioste

No hay comentarios:

Publicar un comentario